Anuncios

A Armando Reverón le gustaba el Carnaval


Saben que el universo es considerado como un sistema en expansión, en cuya condición inicial, dicen los entendidos, estaba todo en una pequeña “semilla” inicial, donde toda la masa y energía almacenada hoy cabía en una  Palma de la Mano normal, pero de gran poder. Por motivos desconocidos, o no entendidos, pues ni siquiera los conocimientos que tenemos hoy día serían aplicables en esos instantes, (no existía el número Pi, por ejemplo, que nos permite calcular el área de un círculo, o la ley de Newton no era aplicable, y talves los modelos de Einstein serían cosas de niños en esos primeros nanosegundos) , la Mano libertó la semilla que se expandió y creció, y ésta continúa haciéndolo hasta nuestro días.

A partir de este preámbulo, podemos reflexionar que todos nosotros, lo bueno y lo malo, el conocimiento y la ignorancia, todo le fue dado igual oportunidad y tiempo para evolucionar y surgir, tal como lo vemos hoy día. Estamos sincronizados, pues si a todo le asociamos la variable tiempo, significa que todos los acontecimientos están sincronizados por un mismo reloj, no importando la distancia que los separe, especialmente si giramos en el mismo planeta, a mas o menos la misma velocidad, a velocidades bien inferiores a 300000 km/s.

Así, y de forma totalmente aleatoria, en cuanto escuchaba, por supuesto RCR, fue mencionado el nombre de un gran pintor venezolano, nada más y nada menos, Armando Reverón y claro como soy muy curioso, con una Luna en Piscis que me hacía meditar,  hice una búsqueda “google” a ver que encontraba por ahí del maestro. Fue una gran decepción, especialmente cuando traté de encontrar un sitio oficial, donde mostrara vida y obra del personaje, de forma digna. Por gran “coincidencia”, un sitio que desde el primer día tengo un enlace en la página principal, el sitio Venezuela Tuya tiene una página decente con información base para saber quién era este venezolano:

http://www.venezuelatuya.com/biografias/reveron.htm

y tratando de encontrar unas imágenes de las pinturas Reverón, encontré por suerte este link, donde aparecen várias fotos de las obras:

http://www.artexpertswebsite.ca/pages/artists/reveron.php

Esta página parece pertenecer a una empresa del imperio. Observen, al final de la página, la “picardía” de esta empresa, al escribir

Think that you may own a piece of work by Armando Riveron? Our researchers can help you find out. We authenticate research and appraise works by Armando Riveron.

o en mi humirde traducción caracha..

Crees que tienes una obra de Armando Reveron? Nuestros investigadores pueden ayudarlos para verificarlo. Nosotros autentificamos y valoramos los trabajos de Armando Reveron.

como ven, es fácil imaginar que los cuadros de Armando Reverón son valiosos, y probablemente hay mucho cuadro suelto por ahí, con lo embochinchado que es nuestro país y de la forma como Armando vivía.  De lo poco que ví en la net, parece que el 2007 fue un año en que las obras de Reverón fueron muy divulgadas y comercializadas. Sospechando que Reverón es una figura muy importante para el oficialismo, y después de insistir un poco, este fue el sitio que encontré con una información del pintor, utilizando un estilo tipo Wikipédia (ver Armando Reverón en la Wikipédia) , pero adaptado al estilo de siglo 21:

http://venciclopedia.com/index.php?title=Armando_Rever%C3%B3n

De la versión criolla de lo mismo, pueden encontrar estos 3 links, que fueron los únicos que responden después del clásico click (por favor antes de arriesgarse de ver el tercero, del “instituto universitario”, háganlo acompañados pues no es acto para cardíacos..)

http://www.epdlp.com/pintor.php?id=350

http://museosdevenezuela.org/Documentos/3Publicos/MuseosyPublico009.shtml

Instituto Universitario de Estudios Superiores de Artes Plásticas Armando Reverón

Bueno, si llegaron a esta línea, no necesitan ir al médico, pues definitivamente gozan de buena salud 🙂  Quedé perplejo y sin vista… y no encontré simplemente nada.

Y porqué a Armando le gustaban los carnavales? Bueno a parte del color y calor que reina en esos días y teniendo el don del color en sus manos y que lo hacia especial, también  conoció por esos días, en sus días …”en el carnaval de 1918, Juanita Mota, quien sería su modelo e inseparable compañera …” como indica la útil referencia histórica de Venezuela Tuya. Como saben bien ustedes, los más vividos, y los que sólo sospechan lo que todavía no vivieron, el verdadero amor, vivido en esos pocos días en que amamos fervientemente, son los que recordamos para siempre y registramos en nuestra memoria profunda, y que seguro Armando tuvo, mucho pero mucho tiempo antes de enloquecer en el abandono. Fíjense también, que Reverón pasa gran parte de su vida en Macuto, en La Guaira, por la 15 Letras…. lugares que conocí cuando pequeño, y que fueron arrasados por la Naturaleza, y tal como el místico pintor, continúan olvidados y abandonados. Ojalá que la película que está en preparación de este personaje, haga justicia y refuerce el verdadero valor de Armando Reverón.

Como pueden nuevamente verificar, todo y todos estamos ligados y sincronizados, las “coincidencias existen” pero no nos damos cuenta porque andamos distraídos. Quién podría saber que vendría a escribir este texto, en vísperas del carnaval, de Armando, y descubrir que su amor nació un carnaval en 1918? y de ñapa que este sitio comenzó oficialmente el día de los enamorados? Bueno, sólo un distraído o un descorazonado no dedicaba un tiempo para escribir estas coincidencias y compartirlo con todos ustedes.

FELIZ CARNAVAL 2011

Anuncios

2 responses to “A Armando Reverón le gustaba el Carnaval

  • Esteban Castillo

    Armando Reverón, Juanita y Pancho
    Su infancia compartida entre Caracas, Valencia y de nuevo, Caracas; entre padres biológicos y de crianza, hacen de Armando Reverón de por si, una vida muy singular. En su niñez sufre la fiebre tifoidea, qué según algunos, le dejarían secuela para toda su vida.
    A los 19 años, se inscribe en la Academia de Bellas Artes de Caracas (1908). Sus primeras pinturas están dentro de la atmósfera tradicional de esa época. Pero va a ser fundamental el aporte de otros pintores llegados del exterior en el desarrollo de su obra.
    Y un día viaja a España. Es el año 1910. Va a Barcelona. Estudia en la Escuela de Lonja. El pintor Rafael Monasterios se encuentra estudiando en ésta escuela. Se residencia en Madrid. Reverón va a extasiarse delante de “Las Meninas”, de Velásquez. Estudia en la Academia de San Fernando. Descubre, otra manera de ejecutar y de plasmar los colores sobre la tela. Los cuadros del Greco, de Francisco de Goya, las majas, los toros y “Los caprichos” y, un sinfín de obras importantes nutren al joven artista. Estamos a comienzos del siglo XX. Mira y admira. Estudia a Joaquín Sorolla. El color, el dibujo, la pastosidad y la creación de estos pintores van quedando archivados en su mente.
    En 1914, es invitado por un amigo pintor a ir a París. Pasa algunos meses en la Ciudad Luz y, para vivir hace manchas y retratos al carboncillo, que vende en los Jardines de Tullerías.
    París, ciudad donde se habían desarrollado grandes movimientos del arte, entre ellos: el impresionismo. Ciudad donde Claude Monet pintó y, un grupo de artistas habían realizado el paisaje en “Pleine Air”. Ellos querían captar la luz y plasmar en la tela las variantes tonalidades durante el día y, asimismo, en las cuatro estaciones. Visitó los museos…, Reverón se iba formando. Ya Picasso había pintado “Las señoritas de Avignon” (1907). Picasso, Braque y un grupo grande de pintores pintaban dentro de la tendencia cubista; era una gran revolución en el arte. Interpretaban los objetos, los paisajes y las figuras de diferentes puntos de vista, pero, Reverón no se interesó por ésta vanguardia. El artista en París se dedicó a conocer… y en esa gran inquietud por estar al tanto y el deseo de aprender visitó galerías y museos, como lo son: el Museo du Louvre y el Museo Luxemburgo… Estudió a los pintores impresionistas: Degas, Pizarro, Renoir, Sisley y muchos otros.
    Estalla la Primera Guerra Mundial, tanto él, como Monasterios y muchos otros artistas regresaron a Venezuela.
    Una de las más decisivas influencias fue la del pintor ruso: Nicolas Ferdinandov, quien le da consejos… Éste pintor llega a Venezuela (1916), trotamundo, con sueños de tener un barco y recorrer el mundo con artistas y hasta llegaron hacer una exposición con esta idea, pero la venta fue nula y el proyecto cayo al agua… Pintor de azules, amante del trópico y del submarinismo. Tenemos al rumano Samys Mützner y Emilio Boggio, pintor que estaba al tanto de los movimientos que realizaban en el viejo continente. Reverón frecuenta el Círculo de Bellas Artes.
    Estas influencias, este compartir, ésta manera de confrontar su trabajo con otros artistas, entre ellos, Rafael Monasterios, Antonio Edmundo Monsanto, y muchos otros, nutren la personalidad plástica de Armando Reverón.
    Viene cargado de conocimientos, ya tiene una gran formación artística… y comienza con más frecuencia a bajar al Litoral. Ferdinandov, le aconseja, que se busque una mujer sencilla y humilde… y así fue como en una fiesta de carnaval, en la Guaira y al compás del merengue; vio a Juanita Mota. La invitó a bailar… Compró un terreno cerca de una bodega llamado: “Las Quince Letras”, y comenzó a construir “El Castillete” con la ayuda de los vecinos.
    Allí fue construyendo su espacio, su ambiente. Creando su decoración para vivir para lo que había nacido: ser artista, ser un artífice de la luz. Se fue llenando de utensilios utilitarios y sencillos, de objetos infuncionales y heteróclitos, que el mismo fue creando. Haciendo su escenografía para actuar… Su mono Pancho, “su eterno Pancho”, que cuando fallecía, buscaba otro, y le volvía a llamar, Pancho…
    ¿Anacoreta, artista, paranoico, esquizofrénico, actor, irreverente o inventor de un mundo a su medida? Cuentan que hacia el “teatro” cuando venían a filmar un documental o a tomarle fotografías, o si llegaba un cliente y le compraba… a veces comentaba: “Todo lo que hay que hacer para vender los cuadros”. Pero, sin dudas, un gran creador, un gran histriónico, un gran artista, y mientras su musa Juanita posaba, las muñecas – modelos miraban con asombro a su creador, al gran demiurgo que las había creado con trapos y alambres… los pájaros de papel volaban libres, entre los blancos luminosos, los ocres y sepias. El piano silente, hecho en cartón, sonaba al ritmo de los pasodobles de esos recuerdos de la España taurina, de tablaos flamencos y de obras de arte…, y su teléfono de cartón para llamar a la fantasía…, y las alas de los murciélagos, hechas en papel, a veces, queriendo aletear en ese mundo de formas, líneas, colores, luces, sueños y magia.
    Crisis, depresiones y tristezas… las muñecas-sus novias- lloraban la ausencia de Reverón, cuando estaba en la clínica… de regreso vuelve a pintar, siempre fue así, en los momentos de crisis nerviosa, y en la cual, la enfermedad tenía su espacio, no había lugar para la creación y, después en la lucidez… los azules, luego, los blancos y los sepias iluminaban sus obras. Los paisajes marinos, los uveros y los cocoteros se llenaban de luz y el inmaculado color invadía todo la tela… y Juanita convertida en una maja, que recordaba a las majas de Goya… figuras, autorretratos y paisajes es otra etapa de su obra….entre sepias, ocres, rojos, grises y azules, algunos puestos con los mismos dedos, con pinceles y telas hecho por él mismo, dejaba todo ese conocimiento que adquirió a través de sus amigos, profesores y pintores y, sobre todo, en los museos… vivió en medio de su universo mágico y excepcional, en ese mundo, donde la locura se ahuyentaba cuando las musas estaban a su lado, como fuente de inspiración para realizar esas obras tan importantes.
    Hoy, Armando Reverón ha sido un gran prototipo, un paradigma dentro del arte venezolano y un gran artista universal. Ahí, está su obra y gracias a quienes han sabido conservarla, por qué a lo mejor se hubiese perdido, creyendo que eran gestos, rayas y manchas de “un loco” y, era todo lo contrario, era el pensamiento y los trazos llevados a la tela por un gran artista. Nace en Caracas el 10 de Mayo 1889 y muere en la misma ciudad, 19 de septiembre1954. En el Museo de Bellas Artes de Caracas, (1955) se realiza su gran exposición retrospectiva… Esteban Castillo estebancastil26@hotmail.com

    Me gusta

    • aycaracha

      Esteban Castillo, un destello de luz centelló en el firmamento cuando plasmaste tu trabajo en los comentários de este “post”. Armando debe estar sonriendo con sus azules.
      Me pareció pertinente destacar de manera contundente tu contributo, y lo coloqué en la primera página del blog, ya que tu registro quedaba muy escondido en el “site”.
      Espero te guste este nuevo protagonismo de tu comentário, que me pareció pertenecer a un pedastal superior en este humilde blog. Espero que este ejemplo
      ilumine y anime a otros “aycarachanos” en contribuir.

      Muchas Gracias por tu participación y vuelve siempre.

      Me gusta

A %d blogueros les gusta esto: