Anuncios

Mirada de Jesús al ladrón arrepentido (Père Marie-Bernard)


tu mirada me sondea hasta el fondo de mi corazón,
soy pecador y destructor de bondades,
y aún así, te preocupas por mi.

no soy digno de tu mirada tan misericordiosa,
caigo en lágrimas reconociendo ante tu rostro,
que porto una manchada alma encadenada as mis pecados.

Jesús, ten compasión de mi,
soy un gran lastre sin dignidad ni méritos,
traiciono constantemente tu amor por mi.

por tu infinita misericordia
después del juicio, ruego pasar por la puerta estrecha
penitenciando infinitamente mis faltas.

y en cuanto purgue todos mis pecados
te imploro me vuelvas a mirar así
y conseguir fuerzas de volver a ti.

Anuncios

Los comentarios están desactivados

A %d blogueros les gusta esto: